Julio Cavallo, presidente del Colegio de Arquitectos y la vuelta de la obra privada en la construcción

  • : :

    Finalmente el gobierno nacional confirmó para el Gran Santa Fe y Rosario la inclusión de la construcción con hasta cinco trabajadores como una de las actividades permitidas a partir de ahora, sumándose así a los rubros exceptuados del aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus.

    Esta determinación también incorpora a la actividad inmobiliaria y servicios de mudanza que fueron informadas esta mañana luego de que se publicara en el boletín oficial nacional y que comenzarán a funcionar a partir del próximo lunes.

    Las obras privadas de construcción con hasta cinco operarios ya había sido acordada con el gobierno nacional, pero como informó hoy el ministro de gobierno provincial, Esteban Borgonovo, no fue incluida por “un error material involuntario” en la redacción de la norma administrativa.

    También se especificó que las actividades deben cumplir con los protocolos preventivos que cada provincia y ciudad establezca, en cumplimiento de las recomendaciones e instrucciones sanitarias y de seguridad que fueron ya dictadas.


    Con respecto a la instrumentación de lo decretado, la resolución aclara con respecto a las obras privadas de menor envergadura que están permitidas "siempre que los trabajos no impliquen ingresar a viviendas con residentes, locales o establecimientos en funcionamiento".

    La comunicación oficial de la habilitación también reza: "Se deberá garantizar la organización de turnos, si correspondiere, y los modos de trabajo y de traslado que garanticen las medidas de distanciamiento e higiene necesarias para disminuir el riesgo de contagio del nuevo coronavirus”.

    Tal como sucede con cada rubro que pasa a la categoría de exceptuados, los trabajadores de la construcción alcanzados por las nuevas actividades deberán tramitar el Certificado Único Habilitante para Circulación-Covid- 19 que está vigente desde el comienzo de la pandemia, en marzo pasado.

    El gobierno provincial ya había habilitado habilitó el funcionamiento de las inmobiliarias y la realización de mudanzas en las ciudades de Rosario y Santa Fe en el marco de la flexibilización de la cuarentena por coronavirus. De acuerdo al decreto 387 firmado por el gobernador Omar Perotti, los traslados podrán realizarse los fines de semana con previo permiso que debe solicitado ante el municipio, mientras que las entidades inmobiliarias podrán funcionar con horarios reducidos y con restricciones para la atención al público.