Claudia Balagué analizó el estado de la educación santafesina en medio de la pandemia

  • : :

    Por iniciativa de la diputada Claudia Balagué, exministra de Educación provincial, se inició en la Cámara de Diputados de Santa Fe el debate para incorporar la virtualidad en el sistema educativo, ampliando y protegiendo derechos de estudiantes y docentes.

    La Cámara de Diputados de Santa Fe comenzó a debatir un proyecto de ley para garantizar los procesos de enseñanza a través de la virtualidad. “Es una propuesta integral que regula los trayectos de formación completos para las situaciones que habilita la ley nacional de Educación, y la incorporación a las clases presenciales de las herramientas y las dinámicas propias de la cultura digital, que resulta imprescindible para cerrar las brechas de la desigualdad en la educación, el acceso a las tecnologías y de género”, explicó Balagué, mentora del proyecto.

    “Implica un marco regulatorio amplio, que garantiza la conectividad en las escuelas y en los hogares de todos los santafesinos, inclusive donde las prestadoras de servicios no llegan; el acceso a dispositivos digitales por parte de estudiantes y docentes; el desarrollo de la plataforma educativa ya existente en la provincia, de software libre, que protege la privacidad de los datos de toda la comunidad educativa; y las condiciones de trabajo que garanticen el bienestar docente, para lo cual propone tiempos y espacios de trabajo delimitados, gratuidad en la conectividad, formación docente continua y el acompañamiento de referentes tecnológicos era el diseño y desarrollo de las dinámicas y contenidos específicos”, detalló Balagué.

    “Esta ley permitirá que se reconozca, por ejemplo, la modalidad específica de trabajo de la EEMPA 1330 “Rosita Ziperovich”, que es la primera secundaria con casi la totalidad de su cursado virtual, que cuenta con más de 10 mil estudiantes, y donde más 1100 santafesinos lograron completar su educación obligatoria”, señaló.

    Al proyecto, para el que se aprobó la preferencia de tratamiento en dos sesiones, lo acompañan los diputados socialistas Joaquín Blanco, Erica Hynes, Lionella Cattalini, Rosana Bellati, Gisel Mahmud, María Laura Corgniali, Pablo Pinotti y Lorena Ullieldin.

    Pedidos de informes

    En la sesión del jueves 21 de mayo, junto con el diputado Pablo Farías, Balagué presentó un pedido de informes al Poder Ejecutivo para que gestione ante el Gobierno Nacional la convocatoria a una mesa de diálogo a fin de encontrar una urgente respuesta a la problemática actual del transporte de pasajeros, con especial atención en las ciudades de Santa Fe y Rosario y sus áreas de metropolitanas, cuyos trabajadores y trabajadoras no han percibido la totalidad de sus haberes correspondientes al mes abril.

    Balagué también ingresó una iniciativa para que la Cámara de Diputados solicite que el Poder Ejecutivo informe si se está garantizando el acompañamiento de las embarazadas durante su trabajo de parto, parto y posparto en el Hospital Iturraspe de la capital provincial, donde se conoció el testimonio de una mujer a quien le fue negado el acompañamiento de su su consejera.

    “Una actitud negadora de derecho como ésta no puede permitirse en una institución sanitaria de carácter público que debe ajustarse no sólo a la normativa vigente, sino además a los protocolos internacionales que establecen garantías y marcos regulatorios en resguardo de la salud”, manifestó la diputada socialista, en el marco de la Semana Mundial del Parto Respetado. 

    Asimismo, junto con la diputada Cattalini, Balagué propuso que se soliciten informes al Ministerio de Educación, respecto de la implementación de las resoluciones ministeriales N°216/20, 223/20 y 224/20, sobre las que se hicieron públicos los reclamos de la comunidad educativa, por un lado, al modificar el decreto de evaluación, desconociendo las situaciones de los procesos ya en marcha y afectando la tarea realizada; y por otro al desconocer el sistema de gestión escolar que reúne la información de cada estudiante para que la administración central tome decisiones de gestión, y concentrar esa responsabilidad en directivos y supervisores.

    Conmemoraciones

    Balagué también presentó dos proyectos declaración para adherir a celebraciones que proponen el reconocimiento de la lucha por la ampliación de derechos.  Por un lado, al 17 de Mayo como “Día Mundial de las Telecomunicaciones y la Sociedad de la Información”, este año con el tema “Conectar 2030: las TIC para los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)”. Esta celebración declarada por Naciones Unidas tiene el objetivo de alcanzar una visión mundial compartida para reducir la brecha digital y aprovechar el poder de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC), que en este contexto de pandemia por Coronavirus que ha puesto aún más en evidencia las desiguales existentes en el acceso, en el uso o en el impacto las TIC. 

    En segundo lugar, se aprobó un proyecto para rendir homenaje a la Dra. Alicia Moreau, al conmemorarse el pasado 12 de mayo el 34 aniversario de su fallecimiento. “Es una figura fundamental en la lucha feminista argentina del siglo XX, que marcó un camino que hasta el día de hoy es bandera de miles de mujeres que buscan la equidad”, la definió Balagué. “Fue una de las impulsoras del sufragio femenino, una de las primeras mujeres que ingresaron a la UBA, para estudiar Medicina, y elaboró el primer proyecto de ley de sufragio femenino, que en 1932 fue ingresado al Congreso Nacional por el diputado socialista Mario Bravo, derecho que se conquistó en 1947”, concluyó la diputada.

    Causa Feced

    Finalmente, en la misma sesión se aprobó un proyecto de declaración de beneplácito por el fallo del Tribunal Oral Federal II de Rosario sobre la Causa Feced III y IV, en perjuicio de 188 víctimas por la que se condenaron a la pena de prisión perpetua como coautores de delitos de lesa humanidad durante la última dictadura militar. 

    “En ese sentido, además de valorar el sentido de memoria, verdad y justicia, después de 4 décadas de impunidad, celebro que por primera vez las violaciones y abusos sexuales en el marco de la dictadura son considerados por la Justicia como delitos de lesa humanidad”, concluyó Balagué.