Carlos del Frade presentó una batería de proyectos para preservar a la pequeña y media industria

  • : :

    “Hoy hay tres nuevos casos y eso tiene que ver con la relajación de la actividad que obviamente se debe desarrollar, porque el 40% de la gente tiene actividad informal y eso supone ganarse el peso diario. Estimo que toda esa relajación y todo lo que está pasando en Buenos Aires seguramente tendrá un coletazo fuerte en el Gran Rosario”, vaticinó.

    A ello, agregó que “ya desde la semana comenzaron los asesinatos y las disputas en los territorios, que es la final de lo que queda de Los Monos con lo que queda de Alvarado que se están disputando el flujo grande del dinero narcopolicial”.

    En cuanto al estado de la asistencia en Rosario, en comparación con Buenos Aires, Del Frade marcó que “hay una tradición de salud pública desde 1989 en adelante que se mantuvo con todos los gobiernos donde hubo mucha inversión en salud, y eso marca que en Rosario todos los sectores vinculados a la salud han trabajado siempre bien, y en este marco se han tomado medidas distintas a las que se tomaron en la provincia y la Ciudad de Buenos Aires”.

    De todos modos, planteó que “la demografía marca la realidad de la Argentina en lo económico, lo cultural, lo político y también claramente en lo sanitario, por eso Buenos Aires tiene tantos problemas”. “Lo que está pasando en la zona de Retiro tiene que ver con una enorme concentración de gente de distintos lugares, lo que genera la dificultad de controlar. Acá no tenemos semejante concentración en barrios humildes como la que se ve en la Villa 31”, comparó.

    Respecto de la crisis económica describió que “hoy casi todos están sufriendo recortes salariales, lo cual seguramente generará replanteos; hay muchos despidos y suspensiones, y a pesar de que ahora se está reactivando la economía de forma administrada creo que los desocupados se van a multiplicar y ya vamos a comenzar a ver la pandemia de los despidos y los desocupados”.

    “Frente a eso es indispensable pensar cómo vamos a articular el mundo del trabajo en cada provincia y en cada ciudad grande de cada provincia. Por eso estamos planteando que se discuta la jornada laboral de 6 horas para distribuir el trabajo en blanco, una mayor cercanía del Estado provincial y los Estados municipales a la economía informal que son cientos de miles en la provincia de Santa Fe”, puntualizó.

    Consultado por la situación de los clubes amateurs, contó el ejemplo particular de Casilda donde “en el barrio Nueva Roma que tiene enormes desigualdades y es uno de los más violentos se constituyó una escuelita deportiva, y hay una desesperación enorme en los clubes amateurs porque no dan abasto para darle algún tipo de cobertura desde lo deportivo y hasta la inclusión a los pibes y las pibas”.

    “Desde allí surgió un proyecto para que haya un fondo especial para los clubes amateurs para el desarrollo no solo del deporte sino en de la tarea de inclusión que generan los clubes de barrio. Y también le pedimos al gobierno de Omar Perotti que no se garantiza por la generosidad  es la excepción de los impuestos provinciales, hasta dos meses después de que termine la pandemia, porque no solo no pueden pagar ahora el agua, la luz o el inmobiliario”, comentó.

    En este marco, sostuvo que “lo que tenemos que pelear en provincias como Santa Fe y Entre Ríos es por un Ministerio de Deportes provincial, porque según la experiencia de Alemania, de España, Suecia, esos Ministerios surgieron especialmente para darle un apoyo del Estado a estos clubes que generan contención social en lo inmediato, en lo cercano” y admitió que lo que sucede en nuestro país es que “muchas veces se crean esos Ministerios sin presupuesto, como está pasando en Santa Fe con el Ministerio de Ambiente, que no funciona porque es una cáscara vacía”.

    Por último, planteó la necesidad de discutir en las provincias “un impuesto a las grandes riquezas porque sino la frazada siempre será corta”.

    “En algún momento no va a alcanzar si el Estado le cobra siempre al pueblo, que es quien más sufre. En Santa Fe estamos estudiando sobre 3.500 personas que en la provincia tienen más de dos millones de dólares y que no pueden estar exentos de impuestos en la provincia, con semejante acumulación de bienes personales. Hay que hacer una gran reformulación política de la cuestión impositiva para que las provincias vuelvan a cobrar ingresos brutos sobre las exportaciones y todo lo que tiene que ver con bienes personales. Por eso, antes de la pandemia yo ya decía que los legisladores de todos los partidos políticos de Córdoba, Santa Fe y Entre Ríos nos tenemos que juntar para hacer un planteo de verdadero federalismo impositivo”, concluyó.